—Bien —aclaró el señor Tur Tur—, conmigo sucede lo contrario. Eso es todo. Cuanto más lejos estoy más grande parezco, y cuanto más me acerco, más se ve mi verdadera estatura.
—Usted quiere decir —preguntó Lucas— que no se vuelve pequeño cuando se aleja. ¿Y que no es usted un gigante cuando está lejos, sino que solo lo parece?
—Exacto —contestó el señor Tur Tur—. Por eso he dicho que soy un gigante-aparente.

Noche de abundancia

+ 1 comentario
Hace siglos, la primera golondrina de la primavera marcaba el inicio del Año Nuevo en Ucrania. "Shchedryk" es una antigua canción pagana, pre-cristiana, de buenos deseos para el año que entraba, de la que se creía que poseía poderes mágicos. En ella, una golondrina invoca la próxima abundancia del granjero:

Paisaje nocturno de invierno (dos
pinos), de Maxfield Parrish

Abundante, pródigo, generoso;
Una pequeña golondrina voló
y comenzó a gorjear,
llamando al dueño;
"Sal, sal, oh señor,
mira el corral,
las ovejas están acurrucadas
y los corderos ya han nacido.
Tienes grandes bienes,
que te darán mucho dinero.
Si no dinero, entonces salvado.
Y tienes una hermosa mujer".
Abundante, pródigo, generoso,
una pequeña golondrina voló.

(traducido "daquela maneira" de una complicada traducción inglesa)

El texto original hace uso de la hemiolia en la colocación de los acentos lingüísticos, repitiendo un patrón en el que se alterna un compás de 3/4 con uno de 6/8. En 1916, el compositor Leontovich la adaptó para un curso de armonía por correspondencia utilizando un motivo de cuatro notas en ostinato (una de las expresiones musicales más antiguas que existen, consistente en repeticiones y progresiones armónicas), y la convulsa Historia del momento intervino para hacerla célebre en el país (Ucrania atravesaba un período de revueltas sociales y exaltación nacionalista). En los años 30, llegó a oídos del ruso-americano Wilhousky, que identificó en su ritmo el patrón del sonido de las campanas y la adaptó como un villancico de letra irrelevante ("Carol of the bells") que desde entonces causa furor en Estados Unidos.

Hoy hace demasiado frío, aún no es tiempo de que la pobre golondrina haga su nido bajo nuestro alero y nos dore la píldora. Yo me encargo de transmitir sus invocación más mágica para este año.

1 comment

Anónimo
20 de enero de 2011, 1:02

bellobellamelodía
deseobello
bella
melodíadeseobello
bellamelodía
deseobellobellamelodía
deseo
bellobella
melodía
deseo
bellobellamelodíadeseobello
bellamelodíadeseo