—Bien —aclaró el señor Tur Tur—, conmigo sucede lo contrario. Eso es todo. Cuanto más lejos estoy más grande parezco, y cuanto más me acerco, más se ve mi verdadera estatura.
—Usted quiere decir —preguntó Lucas— que no se vuelve pequeño cuando se aleja. ¿Y que no es usted un gigante cuando está lejos, sino que solo lo parece?
—Exacto —contestó el señor Tur Tur—. Por eso he dicho que soy un gigante-aparente.

El barbero espantaviejas

+ Sin comentarios
Descubro algo que me hace levantar la ceja y comienzo un largo periplo por la red, suenan mis engranajes encajando pesadamente en la vía ferroviaria de internet y echando a andar, traduzco la letra del ucraniano al inglés y al español, entiendo el sentido general pero se me escapan los detalles (allí donde bailan Dios y el diablo), quiero saber quién es el barbero, la niña-raspa-de-sardina y la fantasma embarazada, y por qué el diablo peludo hace un café apestoso, busco leyendas ucranianas para encontrar barberos espantaviejas del tipo de nuestro español hombre del saco, del que de paso descubro que también practicaba tan digno oficio, no exit, quiero decir, no success, pero tampoco hay salida, no, ya estoy metida de lleno en el laberinto de los hipervínculos y no hay marcha atrás, vuelvo al traductor de Google y voy traduciendo los comentarios del vídeo, también los de otro con mala sincronización audio/vídeo, los engranajes ya están engrasados pero no hay resultados, alguien menciona de pasada, entre varias palabras que Google Translator mantiene tal cual (y que son seguramente cruciales para comprender el misterio), una tal Montaña de las Gemas y allá voy, "Gora Samotsvetov", animaciones rusas, seguramente todas nocturnas, que recrean antiguas leyendas de las regiones que conformaron la URSS una vez, y puede que sí haya mención a un hombre del saco soviético en alguna de ellas pero no hay modo de encontrarla, o tal vez en esas palabras cruciales que Google Translator mantuvo tal cual se decía cualquier irrelevancia («pues si te ha gustado ésta, tienes que ver las de "Gora Samotsvetov"»), y aun así, aun yéndome con las manos vacías tras varias noches de investigación, si me paro a pensarlo, hay que ver por qué caminos nocturnos me lleva la búsqueda de un barbero espantaviejas.

Колискова (Koliskova -Nana-), de Vopli Vidopliásova